Georadar

Georadar GPR

Un Georadar denominado también radar de penetración de tierra, radar de sondeo terrestre, radar de penetración terrestre o simplemente GPR, es un sistema que ayuda a localizar elementos, pavimentos, tuberías, objetos y demás en el subsuelo. Aquí te explicamos un poco qué es, cómo funciona, de qué se compone un equipo de esta tipología, su ámbito de actuación y dónde puedes alquilar alguno si te interesa.

¿Qué es un Georadar?

Un Georadar o GPR (Ground-Penetring Radar) es una herramienta de sondeo terrestre, usada para localizar objetos, cavidades y estructuras que se encuentran por debajo del nivel del suelo. Es en sí, una técnica moderna ecológica y no destructiva, por lo que en la actualidad se usa en multitud de sectores que estén relacionado con el subsuelo. Emplea ondas de radio de un rango de frecuencia de entre 1 a 1000 MHz. Anteriormente se utilizaba por cartografiar estructuras terrestres, pero en la actualidad, se ha usado en ensayos no destructivos o de estructuras metálicas.

Cómo funciona un Georadar

Este método consiste en el barrido sistemático con una apantallada de frecuencia variable en función de la profundidad de investigación. La antena transmisora emite impulsos cortos de energía electromagnética y cuando esta onda radiada encuentra heterogeneidades en los materiales del subsuelo, parte de la energía se refracta de nuevo a la superficie registrándose una anomalía en el radargrama y el resto de la energía se transmite hacia profundidades mayores. La señal reflejada se amplifica y se transforma obteniéndose un perfil continuo llamado radargrama.

Su funcionamiento es muy sencillo.  La máquina trabaja con ondas magnéticas emitiendo una serie de impulsos a través del subsuelo, los cuales son capaces de detectar si existen materiales con diferentes propiedades a los habituales, como, por ejemplo, huesos o cuerpos. Transmite ondas electromagnéticas de banda ultra en los materiales, de tal manera que estas ondas van atravesando diferentes capas del subsuelo, lo que provoca una reflexión de parte de esta energía. El receptor detecta estas reflexiones y genera un registro en el dispositivo para analizarlo más tarde.

El Georadar está compuesto por un ordenador que tiene un programa o software especial. Este está conectado tanto a una unidad central como a unas antenas que son las que detectan los puntos donde la tierra ha sido removida e identifica la localización de fosfatos y por lo tanto de huesos. Y, para terminar, en una pantalla se muestran los diagramas de colores en el que cada color representa un material distinto y el espesor que tiene.

Equipo de Georadar

Antena: dentro de esta unidad hay dos sistemas, uno es el emisor el cual emite impulsos de electromagnéticos con una frecuencia determinada, y el receptor que recibe los pulsos que son reflejados por terreno,
Unidad de control: procesa las señales recibidas y las registra.
Software: Trata, analiza y visualiza los datos obtenidos.

Un Georadar está compuesto habitualmente de los siguientes componentes:

  1. Ordenador portátil: posibilita trazar, analizar y visualizar los datos que se hayan obtenido a través del software instalado en él. Incorpora un disco duro que permite que se almacenen los registros.
  2. Antenas: forman la parte más importante del equipo. Actúan como traductores electromagnéticos que transforman los impulsos eléctricos en ondas electromagnéticas de corta duración que se emiten en el medio que se quiere estudiar. Existen dos tipos de antenas: las apantalladas o blindadas y las no apantalladas o no blindadas.

 

  1. Unidad Central: procesa las señales que recibe y después las registra. Controla los tiempos de envío de señales eléctricas que la antena convierte en ondas electromagnéticas y recibir a su vez, las señales que se reflejan en forma de registros de radagramas.

 

  1. Cables de conexión: Existen cables de conexión de la antena con la unidad de control y el cable paralelo que conecta el ordenador portátil y la unidad central.

 

  1. Odómetro: es una rueda que se encuentra conectada a la antena.

Para qué sirve un Georadar

Como hemos comentado anteriormente, gracias a su versatilidad, el Georadar se usa en muchos sectores como en trabajos de ingeniería, agrónomos, geofísicos, arqueólogos, geólogos, profesionales ambientales, etc.  Este es capaz de detectar:

· Detección de tuberías de agua y gas, cables eléctricos y telefónicos.
· Localización de galerías de alcantarillado.
· Localización de oquedades en el terreno.
· Estudios geotécnicos
· Estudios en sondeos para determinación de fracturas y cimentaciones.
· Exploración geológica
· Investigación de glaciares.
· Estudios de capas sedimentarias.
· Estudios no destructivos de estructuras de hormigón.
· Inspección de tableros de puentes.
· Localización de barras de refuerzo en estructuras de hormigón.
· Inspección de suelos, forjados, cubiertas, etc.
· Inspección de las paredes de los túneles.
· Localización de huecos en paredes y pantallas de hormigón.
· Medida en continuo del espesor de las capas de asfalto y hormigón que forman el pavimento de las carreteras con fines de control de calidad…
· Yacimientos arqueológicos
· Control de pavimentos en carreteras
· Patologías en la construcción.

Georadar GPR: Radar de penetración terrestre

El Georadar o Ground Penetrating Radar (GPR) es una técnica no destructiva empleada en investigaciones poco profundas del subsuelo, obteniéndose resultados muy buenos en la localización de objetos enterrados y cartografía del subsuelo. No se necesita establecer contacto físico entre los electrodos y el medio a auscultar, por lo que se puede aplicar fácilmente a cualquier tipo de ambiente.

Basalto Informes Técnicos S.L. en su voluntad de ofrecer el mejor servicio, con las técnicas más avanzadas del mercado, ha adquirido un nuevo equipo de georadar con antena multifrecuencia, modelo Easy Locator Pro WideRange HDR, de la marca Mala Geoscience. Si deseas saber más acerca del servicio de Georadar que Basalto pone a tu disposición, puedes visitar el siguiente dosier con información relevante, no solo de las características del Georadar GPR sino de todos ámbitos de acción en los que resulta realmente útil y necesario.

GPR radar

El GPR radar ayuda a localizar con su sistema electromagnético y permiten a los operadores a detectar elementos que se encuentran en el subsuelo y visualizan la posición de cada uno de esos elementos. Contiene un GPS y pantallas de alta resolución que ayudan a mostrar y revisar todo lo que se vaya encontrando y así destacar de manera selectiva los objetos que se encuentran en el subsuelo, que pueden ser pequeños, medianos, superficiales, de gran tamaño, objetos que se encuentran a profundidades medias y a grandes profundidades.

Volver